8 consejos para negociar en el trabajo

Reacciones: 
(Por: Ivonne Vargas)

El ingreso promedio mensual para un gerente y administrador de área es de 15,127 pesos, de acuerdo con información actualizada, al 2009, del Observatorio laboral, de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Sea o no una cifra real (porque la asignación del salario varía según la organización) es un hecho que, en época de recesión conseguir un aumento es más difícil, así que debes contar con un ‘as bajo la manga' para obtener otras prestaciones que sumen valor a tu desempeño y vida personal.

"Las empresas no pueden aumentar sus costos, entonces se están moviendo hacia otros beneficios a corto plazo para el empleado. Incluso, se ha comprobado que cuando existe un aumento de sueldo, la persona está muy agradecida los tres primeros meses, pero después su estilo de vida cambia a ese aumento, por lo que ya no ve en esta decisión algo maravilloso. En cambio, cuando las prestaciones son otras como salir más temprano, la gente tiende a generar un sentido de lealtad y compromiso con la empresa por más tiempo", indica Yanis Raptis director general de Right Management, una empresa de Manpower.

Es común pensar que en el entorno actual "las cosas no están como para pedir concesiones" y debes conformarte con lo que se te da. Sin embargo, si como profesional sabes lo que vales e identificas el plus que das a la organización para que cumpla sus objetivos, entonces puedes luchar por obtener otras ventajas, menciona Roberto Debayle, consultor en desarrollo del recurso humano y búsqueda de trabajo.

El directivo de Right Management menciona dos momentos clave para realizar esta actividad: antes de tomar un trabajo y cuando estás dentro, tras un recorte de empleados o una evaluación exitosa de tu desempeño. "Cuando una empresa busca contratar, generalmente, hace la oferta más baja, pero siempre se tiene reservado un margen, y aquí es labor de la persona saber negociar, puntualizando en lo que entregarás como profesional".

El problema, dice Raptis, es que la mayoría de las personas ven en la entrevista un interrogatorio y sólo se preocupan por contestar ‘adecuadamente' y ‘salvarse', sin percatarse que es su oportunidad para conseguir mejores condiciones. "Hay que preguntar que otras prestaciones podría tener esa plaza, por ejemplo tiempo para seguir estudiando".

Y una vez contratado

David Oliver, autor del libro Cómo negociar eficazmente, asegura que ante los problemas de retraso en los aumentos salariales, las áreas de recursos humanos y los directores están ‘más abiertos' a negociar ciertas prestaciones. El autor y el directivo de Manpower citan las siguientes, analízalas:

- Tiempo libre. Para muchas personas este indicador es, tal vez, más valioso que un aumento. Piensa en la última vez que visitaste a tu médico ¿acaso no hiciste ‘circo maroma y teatro' para obtener unas horas adicionales al tiempo de comida? O ¿no te gustaría tener mayor libertad para quedarte en casa, unas horas adicionales, cuando tu hijo se enferma? Eso sí: es importante que cualquier cambio se haga sin influir en tu productividad, así que debes asegurar que cumplirás con tus tareas, en las fechas acordadas.

- Becas. Aunque son contadas, algunas compañías (sobre todo grandes) tienen programas de ayuda para que curses un curso o seminario, sin que lo cubras de tu bolsillo. Si no cuentan con ello, pero tu opción resulta interesante para el área, puedes sugerir que te ayuden a liquidar una parte del mismo.

- Maestrías. En particular en este punto, refiere Yanis Raptis, se puede obtener una respuesta positiva porque la capacitación genera una relación ganar- ganar; si la persona se especializa puede aportar un valor agregado a su puesto. "Eso sí, debes comprobar que la inversión hecha en ti - en cuanto a tiempo otorgado- traerá beneficios a tu desempeño.

- Trabajo desde casa. Aunque en México este esquema no es muy utilizado, salvo cuando eres freelance, "algunas organizaciones lo están considerando porque ahorra costos, pero el empleado debe organizarse para garantizar que su rendimiento será igual o más productivo desde este esquema", expresa el director de Right Management.

- Apoyo tecnológico. Es posible solicitar la prestación de ciertas herramientas que faciliten tu labor, según las tareas que debas cumplir, como una laptop o una BlackBerry.

- Mejor salud. También puede haber apoyo para el pago de una membresía en un gimnasio, o cualquier otra acción que (por mínima que parezca) veas como un beneficio para tu estancia en ese lugar, como: contar con garrafones de agua, cafetera, una buena silla, una sesión de ejercicios contra el estrés, una máquina expendedora de alimentos, etcétera.

8 reglas de oro

Si aún con los despidos y la recesión económica conservas tu empleo, significa que la organización "ve" una característica en ti, que les resulta importante y por lo cual quieren mantenerte. Estás en un buen escenario para pedir el apoyo de tu jefe en determinada petición, sigue estos consejos al momento de sentarte a negociar:

1. Para pedir una prestación, la sugerencia es que tengas, por lo menos, un año en el puesto; tiempo en el que el empleador ha identificado tu capacidad de entrega y compromiso con la compañía, apunta Raptis.

2. Por nada ‘te saltes' a tu jefe inmediato. A veces se cree que platicando con el "puesto más alto" de la organización se tendrán mejores resultados, y la realidad es que omitir a tu superior puede ser contraproducente.

3. El mejor momento para hacer la propuesta es cuando obtienes un logro importante en tu labor o (mínimamente) cuando ves que tu jefe está de buen humor, motivado. Si llegas después de una junta "difícil", lo más seguro es que no te reciba u obtengas una negativa.

4. A toda costa evita frases como: "si no me apoyan en esto tendré que ir viendo otras opciones" o "ya supe que en otras empresas pagan mejor mi puesto". Y, la actitud más peligrosa: dejar ‘entrever' que si no recibes una respuesta positiva estarás desmotivado". ¡Cuidado! Estas oraciones hacen que tu jefe se sienta "amenazado" y podría terminar por decirte: "entonces, nosotros también veremos quien cubre tu plaza".

5. Para plantear tu inquietud, toma ventaja de las reuniones de trabajo cotidianas y toma un espacio para decir "aprovechando que veremos resultados, quiero tomar un poco de tu tiempo para comentarte esta situación". Invitar a tu jefe a comer está fuera de lugar, con ello sólo logras que la persona empiece a crearse escenarios de lo que pedirás.

6. Aunque la persona de a lado sea tu mejor amigo (a), evita comentar con los demás tu intención de plantear un beneficio adicional. Eso es ‘algo personal' que, por lo regular, queda entre el jefe y tú. Si corres el rumor, la excepción que harían en ti no se logrará.

7. Ahora bien, el hacer una propuesta no significa que conseguirás lo deseado de inmediato o "así porque sí". Antes de hablar piensa muy bien a qué te comprometes respecto a tu desempeño, y prepara una estrategia donde definas tus objetivos, las posibles respuestas de la contraparte, y los márgenes en que puede hacerse la negociación.

8. Cuando termines tu platica, despídete poniendo énfasis en que agradeces el tiempo proporcionado y la oportunidad de exponer tus ideas. Si ya llegaste a un acuerdo, evita entretenerte con pláticas innecesarias que podrían hacer que el jefe cambie de opinión.

Defiende tu bolsillo del impacto del ISR

Reacciones: 

La deducción al salario puede compensarse con alza al fondo de ahorro o aportación para el retiro; otra estrategia es presentar tu declaración anual para obtener deducciones de tus gastos anuales.
Aunque el sueldo se verá afectado, puedes obtener beneficios a largo plazo. (Foto: Jupiter Images)
Aunque el sueldo se verá afectado, puedes obtener beneficios a largo plazo.

Por: Tania M. Moreno

El aumento de 2 puntos porcentuales al Impuesto Sobre la Renta (ISR) propuesto por el Ejecutivo que sitúa al gravamen en 30%, hará que los empleados tengan un salario menor, pero podría aumentar su paquete de beneficios, coincidieron especialistas.

La propuesta del Ejecutivo, contemplada en la Ley de Ingresos 2010, ya fue aprobada por la Cámara de Diputados y podría volverse una realidad si se ratifica en el Senado, que tiene hasta el 31 de octubre para tomar una decisión.

Este gravamen se aplica a los ingresos en efectivo, por lo que la estrategia de las empresas será dar aumentos en el esquema de beneficios y compensaciones, en lugar de un alza directa al salario, dijo el líder de la Zona Norte de Mercer, Hugo Valverde.

El aumento de 2% al ISR significa una deducción adicional de entre 7 y 8% al salario percibido por el trabajador, dependiendo del monto restado.

"Algunas empresas decidirán no dar aumentos líquidos, pero intentarán aumentar los beneficios o las prestaciones de los empleados, como un mayor aporte a la pensión o fondo de ahorro de los empleados", señala la directora de Beneficios de Hewitt México, Patricia Barra.

Los vales de despensa, gasolina, comida y otras prestaciones no monetarias serán también opciones para que las empresas traten de mantener el nivel de beneficio de los empleados, y la estrategia común será subirlas a los topes legales exentos de impuestos.

Los límites establecidos por la ley contemplan el 13% en el caso del fondo de ahorro y un salario mínimo mensual en los vales de despensa.

Otra área de oportunidad que puede ser explotada por los empleados son los esquemas de compensaciones variables o beneficios flexibles, que incluyen prestaciones a la medida de las necesidades de cada empleado.

No obstante, implementar un esquema de este tipo es una tarea que requiere tiempo y planeación, por lo que los expertos descartan que las empresas los incluyan en el 2010.

"Los beneficios flexibles son una excelente oportunidad que no veremos inmediatamente el próximo año, pero que seguramente tomará fuerza para 2011 debido las ventajas fiscales y productivas que representa", asegura Valverde.

Los grandes perdedores de la nueva tasa del ISR son los sueldos base directos, las compensaciones líquidas y todos los pagos en efectivo, porque sobre estas bases gravables es que se determina el impuesto.

De aprobarse estos cambios, que entrarían en vigor el 1 de enero de 2010, los especialistas aseguran que no habrá diferencias en los esquemas de remuneración de los empleados de nuevo ingreso, ya que la ley obliga a los empleadores a otorgar prestaciones de carácter general.

La otra cara de la moneda

La nueva tasa del ISR haría que los empleados obtuviesen mayores beneficios a largo plazo, sin embargo la crisis económica podría ocasionar que éstos prefirieran los aumentos líquidos, aún con la deducción adicional del 2%.

"Muchas prestaciones ya tienen un tope de exención, quienes las dan no pueden aumentarlas porque ya lo cumplieron (...), así que algunos trabajadores preferirán un alza al salario líquido si de todas formas van a pagar impuestos", dice el socio de la práctica de Seguridad Social y Remuneraciones de KPMG México, Rubén Dávalos.

Además la recesión económica hará que las empresas sean muy cautas en los esquemas de compensación, por lo que el empleado deberá asumir la mayoría del impacto fiscal, dice el socio de KPMG.

Los niveles de gerencia media y alta serán los más afectados por el alza a este impuesto, que tiene mayores repercusiones en salarios mayores a 30,000 pesos, asegura.

Planea

Los expertos recomiendan algunos prácticas para aminorar el impacto de la carga fiscal:

  • Como empleado es necesario ser consciente de los impuestos que se pagan y el dinero neto que percibimos. Igual que las empresas tienen una planeación fiscal, el trabajador debe hacerlo para determinar el gasto en necesidades básicas, las prioridades y cuánto del salario se puede llevar al plan de retiro o a ahorro de largo plazo para obtener beneficios fiscales.
  • Aunque esta ley afecta directamente al ingreso y poder adquisitivo, es una oportunidad de planear gastos para aprovechar el dinero ganado y tener gastos más eficientes, lo que también se traduce en beneficios de corto y largo plazo.
  • Es fundamental enterarse bien de los beneficios ofrecidos por tu empresa, ya que muchos empleados desconocen las prestaciones otorgadas y sus derechos, lo que conlleva a la duplicación de gastos.
  • Si te es posible, analiza transferir el aumento de 5% a tu salario base, a un mismo porcentaje en otro beneficio del que puedas sacar mayor provecho, como el fondo de ahorro, aumentar la suma de tu seguro médico o aportaciones para el retiro.
------- ------- ------- ------- -------

http://www.cnnexpansion.com/mi-dinero/2009/10/26/reduce-el-impacto-del-isr-a-tu-bolsillo



Chino mandarín, el idioma del futuro

Reacciones: 



Profesionistas, ejecutivos y empresarios encuentran cada vez más necesario aprender este idioma; los centros que imparten la enseñanza del chino son variados y otorgan certificaciones oficiales. Para alcanzar el nivel intermedio en el aprendizaje del chino mandarín se requieren 3 años, según académicos.


Por: Carlos Sánchez

China completó un exitoso ciclo de tres décadas durante las cuales su economía creció casi seis veces y sus 1,500 millones de habitantes se convirtieron en el mayor mercado de consumo en la historia, de modo que hoy ningún país impacta tanto en el orden económico global, advierte Ted C. Fishman en China S.A.


Aprender chino mandarín será crucial entonces para muchos profesionistas, ejecutivos y empresarios del sector financiero que deseen permanecer vigentes a lo largo de la siguiente década.

En el último lustro se modificó el perfil de quienes estudian chino mandarín:
antes estaban básicamente interesados en la cultura asiática, hoy son empresarios, observa Consuelo Santamaría, jefa del Departamento de Español para Extranjeros y Lenguas no Indoeuropeas de la FES Acatlán (Universidad Nacional Autónoma de México).

"Casi el 80% de quienes se inscriben (en estos cursos) son importadores o exportadores", quienes "nos cuentan que en las relaciones comerciales, si bien todavía se utiliza mucho el inglés, los empresarios chinos aprecian que sus socios conozcan el idioma; muchas veces es una cuestión de empatía", dijo la
académica.

Y sobre la previsible dificultad de ese idioma para los hispanohablantes, agrega: "Los problemas siempre son fonéticos, porque la pronunciación está basada en tonos y semitonos, tanto ascendentes como descendentes, que en español no tenemos; o sea, en chino puede haber problemas de comunicación por una
pronunciación más grave o aguda". Esto explica que para alcanzar el nivel intermedio se requieran hasta tres años, "con la posibilidad de tomar después un curso de habilidad verbal".

En México, la oferta educativa es vasta y de calidad. Sólo la Embajada de la República Popular China recomienda en su sitio Web 16 escuelas, tanto públicas como privadas. A su vez, Nihao,
centro especializado en la enseñanza del chino mandarín, ofrece cursos intensivos y flexibles enfocados en relaciones comerciales, además de dar asesoría para viajes de negocios o recreativos.

Otra opción para aprender chino mandarín es el Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras (CELE), de la
UNAM, que además es la única institución de América Latina que certifica mediante el Examen HSK el dominio del idioma a nivel internacional para fines profesionales y académicos.

En la esfera de negocios, es claro que la competencia estará, literalmente, cada vez más "en chino".

---------- ---------- ---------- ---------- ---------- ----------


http://www.cnnexpansion.com/mi-carrera/2009/10/26/chino-mandarin-el-idioma-del-futuro

¿Cómo armar tu presentación laboral / Curriculum?

Reacciones: 
Pasos

1
Consigna tus datos personales y de contacto: nombre y apellido, fecha de nacimiento, estado civil, domicilio, teléfono y dirección de correo electrónico.

2
Organiza la información en tres categorías: "estudios realizados", "experiencia laboral" y "objetivos laborales". (Puedes variar los nombres por sinónimos con los que te sientas más a gusto).

3
En "estudios realizados", ordena los datos del siguiente modo: fecha, institución y qué hiciste allí. Si estás cursando una carrera, no consignes la cantidad de materias aprobadas, a no ser que te lo exijan. Incluye también los idiomas que manejes y aclara si sabes leer, escribir y conversarlos.

4
Dentro de "experiencia laboral", describe brevemente los ítems que incluyas, ordenados por fecha, desde lo más reciente a lo más antiguo. Incluye estos datos: año/s, empresa, puesto que ocupaste y una referencia de contacto.

5
Para "objetivos laborales" elabora un párrafo claro, sintético y concreto, donde expreses en primera persona cuáles son tus pretensiones, intereses y capacidades en relación al trabajo.
Por ejemplo: "Estoy interesada en profundizar mi experiencia en el área de diseño digital, ya que en otras empresas me he desempeñado en ese rol y encuentro que es lo que mejor hago. Puedo ofrecer mis conocimientos en Flash 8.0 y After FX, y a la vez, me gustaría trabajar en equipo e incorporar nuevas herramientas en la interacción con mis compañeros."

6
Presenta tu Curriculum en tipografía Garamond o Trebuchet, tamaño 12. Para los títulos puedes usar un tamaño más grande de letra y negrita.

7
Incluye una foto actualizada al principio del CV.

8
Haz que tu CV dure dos páginas como máximo.

9
Preséntalo en una carpeta sobria, cuyo frente sea de plástico transparente para que se pueda ver la primera hoja.


Importante
El Curriculum Vitae es la forma escrita de darnos a conocer en el ámbito del trabajo. Sin embargo, si llegas a la instancia de una entrevista, nada dirá tanto acerca de ti como tú mismo. Confía en ti y recuerda: pon datos por los que puedas dar respuesta si algún empleador te pregunta.

Consejos para empezar bien en un nuevo empleo

Reacciones: 
Después de haber conseguido un puesto de trabajo, comienza el desafío de desempeñarte bien. Tu dedicación y tu compromiso serán claves para afrontar con éxito esta nueva responsabilidad. Pon atención a estos tips para empezar de la mejor forma.




Pasos

1
Ten una actitud proactiva. Desde el primer día, demuestra interés y dedicación en las actividades que realices. Si manifiestas ganas de aprender y superarte en tus tareas, tendrás más posibilidades de crecimiento en tu nuevo empleo.

2
Establece relaciones positivas con tus compañeros. Si entablas vínculos sanos, generarás un buen clima de trabajo y podrás recibir y dar ayuda. No te excedas en la confianza, ni pienses que alguien querrá perjudicarte.

3
Sé respetuoso con tus superiores, tus pares y tus subordinados, si los tienes. Promueve un ambiente de confianza y familiaridad, sin olvidar que estás en el trabajo.

4
Acepta las críticas: mantén una postura flexible y abierta para escuchar las correcciones que puedan hacerte. Si te has equivocado, recuerda el error cometido para no repetirlo.

5
Sé puntual: cumplir con los horarios de entrada, de almuerzo y de salida, forma parte de tus tareas. Recuerda que la puntualidad es signo de disciplina, responsabilidad y respeto.

6
Evita involucrarte en chismes. No hables mal de nadie ni te dejes influenciar por comentarios con respecto a otros compañeros. Si eres cordial con todos, no tendrás roces ni malos entendidos innecesarios.

7
Cuida tu imagen y aseo personal. Vístete de acuerdo a la actividad que realices. Si usas uniforme, mantenlo limpio y arreglado. Si no tienes reglas rígidas para la vestimenta, escoge ropa adecuada sin perder la formalidad.

8
Cumple las normas de la empresa. Todo ambiente de trabajo es una comunidad con sus reglas y costumbres. Adáptate a ellas, aunque no las compartas del todo. Si quieres modificarlas, cúmplelas primero durante un tiempo y evalúa luego la pertinencia del cambio.

¿Cómo trabajar mejor en equipo?

Reacciones: 

Por Dr. Marcelo Cubellun, Equipo de Bien Simple
Médico Psiquiatra
M.N. 69874

El mejor colaborador no siempre es el más brillante, ni el que más sabe sobre un tema, sino aquel que más contribuye a alcanzar un logro colectivo. Si quieres obtener el aprovechamiento máximo del tiempo y de las virtudes de tus colaboradores, entérate cómo distribuir tareas de manera eficaz.




Pasos

1
Identifica las aptitudes técnicas y emocionales de tus colaboradores, a fin de reconocer qué tareas encomendarle a cada uno.

2
Asigna las tareas al más adecuado y no a aquel que esté desocupado en el momento, puesto que podrías perder más tiempo de ese modo.

3
Equilibra tanto las cargas horarias de las tareas como los niveles de exigencia y estrés que pueden producir.

4
Para optimizar el rendimiento de tus colaboradores, no los sobrecargues emocionalmente.

5
Asegúrate de que estén capacitados para realizar aquello que les encomiendas y que disponen del tiempo necesario para cumplirlo.

6
No uses la distribución de tareas como un medio para castigar o premiar su desempeño.

7
Evita darle las tareas de mayor responsabilidad a quien no ha demostrado compromiso con el trabajo.

8
Incrementa gradualmente la carga de trabajo de tus colaboradores, en función de los resultados positivos de las tareas que les asignaste antes.

9
Monitorea y supervisa la ejecución de las tareas, dejando márgenes de autonomía y creatividad a tus colaboradores.

10
Interviene sólo cuando esté en riesgo cumplir los objetivos, o cuando debas efectuar ajustes para un funcionamiento mejor del trabajo en equipo.


Importante
Verifica siempre que tus colaboradores hayan comprendido tus instrucciones antes de dejarlos solos con la tarea.

Fuentes: http://wiki.biensimple.com/pages/viewpage.action?pageId=77235209

Aprende a trabajar en equipo

Reacciones: 
En crisis, aprende a trabajar en equipo
Por: Tania M. Moreno
El trabajo en equipo salva empresas en tiempos de crisis/Shutterstock


Lograr que los empleados trabajen en equipo es una cualidad que se vuelve más apreciada en tiempos de crisis, cuando las compañías necesitan aumentar su productividad y eficientar costos y procesos, señalaron expertos.

Coordinar un equipo integrado por profesionistas de áreas diferentes o con ideas que se contraponen es una labor esencial del líder, quien siempre debe encaminar a los trabajadores al cumplimiento de objetivos y diseños de nuevas estrategias, señaló el administrador de empresas de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Héctor Aguilar.

"La clave está en exprimir la riqueza de todas esas ideas y fuerza laboral, que complementan las capacidades de los empleados en pos de un objetivo, ayuda a planificar actividades y propicia la responsabilidad compartida", dice Aguilar.

Aunque existen diferentes métodos según la compañía y el equipo en cuestión, existen algunos consejos que pueden ayudar a lograr la cohesión necesaria:

El reconocimiento de las distintas posiciones: Cuando se trabaja en equipo, cada persona necesita expresar su punto de vista para aportar en beneficio del objetivo y al mismo tiempo tomar una responsabilidad concreta, dice el experto en dirección de Personal y profesor de Factor Humano de la escuela de Formación y Perfeccionamiento Directivo ICAMI, José Antonio Pérez Cruz.

Encontrar intereses comunes: Es el paso crucial porque permite avanzar hacia el paso siguiente, y que ayuda a la motivación y definición de estrategias que permitan acortar el tiempo establecido.

El logro de objetivos comunes: Para avanzar en el logro de los objetivos comunes, los integrantes del equipo crean opciones o alternativas válidas, a la vez que deciden que está dispuesto a aportar cada uno, guiados por el coordinador del grupo, señala Aguilar.

Asumir diferentes roles: Es necesario que cada miembro de un equipo asuma un rol. "El encontrar roles positivos hace posible minimizar el efecto de los roles negativos o individualidades que distorsionan el trabajo en equipo", asegura Pérez Cruz.

Los expertos recomiendan separar roles para un trabajo en equipo más eficiente:

1. El Coordinador: Es capaz de generar sinergia en el grupo. Aclara y define las metas. Promueve la toma de decisiones. Coordina los esfuerzos de todos para alcanzar objetivos, aunque no ocupe el cargo de líder y es capaz de delegar. Brinda toda la información requerida, o indica dónde o con quién hablar para obtenerla. Genera un clima laboral agradable, de mutuo respeto, donde nadie se siente juzgado ni rechazado.

2. El Creativo: Aporta su imaginación y creatividad al equipo. Resuelve problemas difíciles. Es una persona llena de ideas, fuente de propuestas y sugerencias originales. Puede tener problemas para comunicarse y suele ignorar los detalles.

3. El Investigador: Es extrovertido y entusiasta. Busca oportunidades. Es comunicativo. Su papel principal es evitar que el equipo se quede estancado. Aporta ideas originales conocidas por sus lecturas, observaciones, experiencias u otras fuentes externas.

4. El Impulsor: Es un individuo retador y dinámico. Puede trabajar bajo presión. Tiene iniciativa y coraje para superar obstáculos. Su energía empuja a los demás para avanzar en el trabajo.

5. El Evaluador: Es serio y perspicaz. Percibe las oposiciones y juzga con exactitud. Analiza las ideas presentadas, valora sus pros y sus contras y proporciona instrumentos de análisis para que el equipo pueda decidirse por la alternativa más adecuada.

6. El Cohesionador: Es cooperador y apacible. Escucha a los demás y evita los enfrentamientos. Es sensible para identificar necesidades e inquietudes de los demás miembros. Sirve de puente en el manejo de conflictos.

7. El Implementador: Es el organizador práctico que transforma las decisiones y estrategias en tareas definidas y realizables, que los miembros del equipo puedan manejar.

8. El Finalizador: Se preocupa por lo que puede estar mal realizado y por los detalles para asegurarse de que se ha hecho todo; es el meticuloso del equipo, el que vela por no dejar nada que hacer.

9. El Especialista: Se interesa por una sola cosa a la vez. Cumple con sus obligaciones y aporta conocimientos técnicos específicos. Contribuye solamente cuando conoce del tema.


Fuentes: http://mx.news.yahoo.com/s/03092009/65/n-business-crisis-aprende-trabajar-equipo.html